"Santander debe formar parte del antiguo reino de Castilla, pero recabar para sí, a ser posible, la más amplia autonomía municipal"
Maximiano García Venero, 1918

Firma la petición

Zona de Socios

Poema XXII: Limpian las sombras del cielo

Recogemos aquí el 22º poema que nos ha facilitado el escritor alcarreño Juan Pablo Mañueco de una colección de sonetos dedicada a Castilla.

Desde estas líneas queremos agradecer su inestimable colaboración para difundir la cultura y la dignidad de Castilla, en este caso en forma lírica.


Limpian las sombras del cielo (Faros de Cantabria)

El faro de San Vicente
su lumbre da en Punta Silla,
diez metros de altura aliente
hasta encender la bombilla.
 
Viene después el de Suances,
Punta del Torco de Afuera.
Otros diez metros sus trances
de suelo a faro subiera.
 
En Santander, Mayor Cabo,
luce el faro a treinta metros.
Al mar le vuelve su esclavo
cuando le prende sus cetros.
 
El Faro de Mouro, en la isla
a mitad de azul bahía.
Mástil de veinte legisla
sobre oleaje, al que guía,
 
y entre las olas navega.
Luz y roca, islote y foco,
como cisterna que riega
agua salada que invoco.
 
El de Punta de la Cerda,
Península Magdalena,
su torre blanca recuerda
a doce metros de almena.
 
Solitario, en Cabo de Ajo,
los once metros del suelo,
el más norteño badajo
de luz limpia sombra al cielo.
 
El Faro del Pescador
en Santoña está pescando,
de trece metros de hervor
el anzuelo está lanzando.
 
En Santoña y aun más alto
también Faro del Caballo,
que ejecuta su gran salto
desde roquedo vasallo.
 
Por fin, dentro Castro Urdiales,
en castillo de Santa Ana,
castro y castillo son tales
que el faro a belleza es diana.
 
¡Y cómo no voy a estar
enamorado y galante,
viendo mi barco pasar
con tanto farol delante!
 
¡Es la costa que más brilla
y el corazón más me exalta,
el litoral de Castilla,
de la Castilla más alta!
 
Por bárdula y castellana,
por cántabra y por cantábrica
mi nave boga cercana
a la lumbre de tu fábrica.
 
Nave es que trae la Torre,
la del Oro sevillana,
para que nunca se borre
de Marina castellana
 
el recuerdo y en tu escudo,
Santander, luego lo graba.
¡Los tres faros de tu embudo
y su ascua mirando estaba!

Copyright © Juan Pablo Mañueco Martínez
Derechos de reproducción reservados

Juan Pablo Mañueco
(Madrid, 1954)

Licenciado en Filosofía y Letras, periodista y escritor