Palencia, cuestión de prioridades

El pasado 26 de Agosto se derrumbaron dos lienzos de la torre de la iglesia parroquial de Valdespina (Palencia), en torno a las 10 de la mañana. Se trata de un templo del siglo XIII, considerado románico tardío, que presentaba un mal estado de conservación según relataron varios vecinos y el concejal de Amusco, municipio al que pertenece la localidad.

Este hecho, que por sí solo constituye un desastre para el patrimonio rural castellano, ha sido reflejado por los principales medios estatales con titulares donde, al parecer, prima un análisis de prioridades.

ABC: “Se derrumba la torre de la iglesia de Valdespina sin causar daños personales”

Radio Televisión de CyL: “La torre de la iglesia de Valdespina se derrumba sin causar daños personales

El Norte de Castilla: “La torre de la iglesia de Valdespina se derrumba sin causar daños personales

El Economista y El Correo se pronuncian en parecidos términos, manifestando que [el derrumbe] “sólo ha afectado mínimamente al corral de un vecino”.

El análisis de este terrible hecho que podemos realizar desde la Asociación Socio-Cultural Castilla solo es uno: la parcialidad de los medios de comunicación a este respecto. Pareciera que el mensaje es que no pasa nada, no habiendo heridos, el suceso queda en una anécdota que ocupa una columna en los diarios estatales (si llega) y que permanece en portada durante un día o dos en la cabecera provincial de rigor.

Pero no, no ha sido una tontería. Se ha derrumbado una torre gótica del siglo XIII. En Castilla. Otra más. Nuestro patrimonio languidece mientras la clase política del país tiende la alfombra roja a dirigentes extranjeros. El Pueblo de Castilla sufre, sin saberse tal y con resignación, como acostumbra. En silencio, o en relativo silencio.

Sin embargo mientras esto ocurre, el castellanismo (“Amor o apego a las cosas características o típicas de Castilla”, según la RAE), las personas que sentimos nuestra tierra en el corazón, no solo podemos sino que debemos alzar la voz contra esta injusticia. Contra la falta de provisión de fondos, contra la nula preocupación de quienes dicen representarnos. Levantar la voz contra la altísima traición que supone trocear a un Pueblo borrándolo del mapa, trocear su Cultura extirpándole su identidad, y a la postre, considerar el hundimiento del Patrimonio de Castilla como anécdotas fugaces por las que no hay que preocuparse porque no ha habido daños personales.

Desde la Asociación Socio-Cultural Castilla queremos también llamar la atención sobre Valdespina, un municipio que, como tantos otros, va a quedarse sin la restauración de su templo porque “no hay dinero…”, a lo que esta Asociación añade: “…suficiente para pagar favores políticos, mantener sillones autonómicos y a la vez restaurar el patrimonio castellano”. Esperamos y confiamos en que esa financiación esperada llegue al municipio palentino para que, mediante un acuerdo entre instituciones, sea posible devolver el templo gótico de Valdespina a su mejor época de esplendor.

Por nuestra parte, nada más. Conocemos las prioridades de los medios de comunicación estatales: la confrontación política, el morbo, la descripción al detalle de lo que sucede en la periferia y el paso a vuelapluma por la realidad de Castilla. Por ello la prioridad de esta Asociación es solo una: restaurar y defender con conciencia de Pueblo la realidad, la cultura y la identidad de Castilla, reclamando una dignidad que no se le puede negar a un pueblo que lo dió todo para encumbrar a quienes hoy le vilipendian.

Castellanos: ésta es nuestra hora, éste nuestro momento y ésta nuestra causa. Parafraseando la obra de García Márquez: “El coronel no tiene quien le escriba” pero Castilla sí tiene quién la defienda.

Asociación Socio-Cultural Castilla

Junta Nacional