Covarrubias 2013 – Discurso de apertura

Somos hijos de Castilla, del Norte y del Sur, llegados a este lugar para rendirte homenaje y buscar tu inspiración. Necesitamos en estos tiempos difíciles para Castilla recuperar el ánimo, el entusiasmo y el amor enfervorecido por nuestra tierra. Porque Castilla, vértebra de España, ha sido traicionada, dividida, mutilada y con ello herida. Castilla se desangra y sentimos su dolor.

Es por esto que nos reunimos hoy para invocar tu recuerdo. Queremos restablecer tu legado secular. Queremos regenerar Castilla. Necesitamos recuperarla.

Queremos volver a sentir el orgullo de ser hombres libres de Castilla, de ser herederos de un patrimonio humano y cultural milenario que nos levante para mirar con convicción, fé y esperanza al presente. Que nos conmine a decidir nuestro propio destino como pueblo. Queremos que la Castilla que hereden nuestros hijos se corresponda con el pasado de gloria que tú iniciaste.

Queremos que prendan en nuestros corazones las palabras del poema que inmortalizó tus gestas:

“Los chicos e los grandes, todos a él mientes paraban;
Como ángel de Dios todos a él aguardaban;
Cuando oíen: Castilla: todos se esforzaban;
Todos en su palabra grand esfuerzo tomaban”

Ante esta bandera que reposa sobre tus restos no rogamos por ti, buen Conde. Te pedimos que ruegues tú por nosotros y que la llama castellana que un día brotó de tu alma incendie ahora nuestros corazones.

¡Viva Castilla!

Ángel Valera
Presidente de la Asociación